Carbohidratos

En la mayor parte de los alimentos que consumimos a diario, desde los cereales que comemos para el desayuno hasta las patatas que cocemos para cenar, están presentes los carbohidratos. En esta página podrás encontrar toda la información que necesitas saber sobre estos compuestos: qué son, su definición, ejemplos y tipos de carbohidratos. Además de otra información útil que te servirá para entender su importancia en nuestro organismo y su función en la dieta humana.

Carbohidratos

Carbohidratos

¿Qué son los carbohidratos?

Los carbohidratos, hidratos de carbono o glúcidos son compuestos orgánicos que se encuentran fundamentalmente en las plantas, son la forma biológica primaria de almacenamiento y consumo de energía de las células animales y vegetales ya que se digieren fácilmente y proporcionan energía a todos los organismos en forma rápida. Siga leyendo para saber qué son los carbohidratos.

Los carbohidratos existen en varias formas y se encuentran en los alimentos tipo almidón, como el pan y el arroz, así como también están presentes en los zumos de frutas y las bebidas endulzadas con azúcares. Junto con las grasas y las proteínas, los carbohidratos constituyen los macronutrientes de nuestra alimentación, son sustancias orgánicas sólidas, blancas y solubles en agua. En la naturaleza los glúcidos son un constituyente esencial de los seres vivos, gracias a su abundancia son la principal fuente de alimento en todo el mundo, además de ser imprescindibles para una alimentación sana y equilibrada.

Ejemplos de carbohidratos

Los carbohidratos se encuentran en la mayoría de los alimentos de consumo diario. A continuación encontrarás nuestros ejemplos de carbohidratos:

• Cereales integrales: avena, trigo, arroz, arroz integral, mijo, centeno, harinas.
• Legumbres: soja, haba, garbanzos, lenteja, maní.
• Lácteos: Leche, yogurt, queso, crema entre otros.
• Frutas: manzana, pera, palta, coco, castañas de cajú, bayas, sandía, mango, piña, tomate de árbol, bananas
• Verduras: papa, jícama, lechuga, zanahoria, repollo, choclo, acelga, espinaca, coliflor.
• Azúcar de mesa también es un ejemplo de carbohidratos
• Bebidas carbonatadas no dietéticas, jarabes, zumos de frutas y vegetales.
• Dulces: miel, mermeladas, galletas, caramelos, chicles.
• Masas horneadas y fritas: pasteles, productos de panadería.
• Pastas y fideos.
• Frutos secos: nueces, avellanas, pecanas, macadamia.
• Salsas: Mayonesa, Salsa de tomate, salsas para pastas.
• Snack: patatas fritas, chifles, tortillas de maíz, entre otros.
• Comidas preparadas: sopas, platos fuertes y postres terminan nuestra lista de carbohidratos ejemplos.

Definición de carbohidratos

¿Cual es el concepto de carbohidratos? Aquí te presentamos la definición de carbohidratos: Los carbohidratos son compuestos bioquímicos que contienen carbono (C), oxígeno (O) e hidrógeno (H) en su estructura molecular. Su fórmula empírica fundamental es CnH2nOn, variando la n desde tres hasta muchos miles de átomos de carbono, que en conjunto forman unidades estructurales de azúcares.

¿Qué significa carbohidratos?

El nombre “carbohidrato” es muy antiguo y poco apropiado, proviene de la nomenclatura química del siglo XIX y debe su origen a que los primeros compuestos aislados respondían a la fórmula general Cn(H2O)n para la identificación de carbohidratos, la cual hacía parecer que se trataban de átomos de carbono hidratos o enlazados a moléculas de agua. Sin embargo, existen muchos azúcares naturales y derivados que difieren, pero pertenecen a esta misma clase de compuestos. Actualmente se tiene claro que el carbono está unido a grupos hidroxilo y carbonilo y no a moléculas de H2O como tal.

Fuentes de carbohidratos

A excepción del glicógeno y la lactosa (que son de origen vegetal), los carbohidratos provienen de los vegetales, incluyen a los azúcares y sustancias relacionadas, compuestos naturales y sintéticos, simples y complejos, y constituyen el tipo de compuestos orgánicos más ampliamente distribuidos en la Naturaleza. Químicamente las fuentes de carbohidratos se pueden definir como derivados de aldehídos o cetónicos de alcoholes superiores polivalentes (con más de un grupo OH).

Los hidratos de carbono son sintetizados por la clorofila (colorante verde de las hojas de las plantas) durante el proceso de la fotosíntesis. Para ello, las plantas captan el dióxido de carbono (CO2) del aire, el agua y minerales del suelo y la energía solar (luz) para formar energía comestible en forma de glucosa, el carbohidrato más fundamental. Para completar el ciclo, los carbohidratos son ingeridos por los animales y metabolizados por medio del oxígeno en una reacción de combustión, siendo los productos finales dióxido de carbono y agua, que pueden volver a ser captados por las hojas y reiniciar el ciclo.

Este ciclo de consumo y producción de carbohidratos es probablemente el más importante para la vida; la energía lumínica transformada en energía calórica (carbohidratos) y almacenada en las hojas, en los tallos, en las raíces y en las semillas es utilizada, a su vez, por los animales cuya dieta es a base de vegetales y constituyen un escalón imprescindible de la cadena alimenticia.

La solubilidad es una propiedad específica de la estructura de los hidratos de carbono, esta propiedad es otorgada por las reacciones químicas de reducción, oxidación, esterificación, o aminación que pueden sufrir las moléculas. Los átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno de estos compuestos orgánicos están unidos por enlaces covalentes, muy estables y capaces de almacenar gran cantidad de energía, que se libera cuando la molécula sufre una reacción de oxidación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*